MARCHA POR LA PAZ

 

30 de enero 2017

MIRA, AMA Y CUIDA LA VIDA EN PAZ

PAZ3

 

Y llegó el día que hemos estado preparando toda la semana anterior. Tras hablar, debatir, sentir, reflexionar, pensar, dibujar e idear un mundo en paz, hemos salido a la calle en una manifestación silenciosa para expresar al mundo el deseo de vivir en paz y armonía y el rechazo a la violencia. Les queremos dejar con un manifiesto que redactaron los alumnos de 4º de la ESO. Fue emotivo escuchar a nuestros jóvenes expresar lo que implica un mundo en paz y la necesidad de buscarla primero en nosotros mismos. ¡Esperamos que disfruten de sus palabras como nosotros lo hicimos ese día!

 

PAZ5

MANIFIESTO POR LA PAZ.
Alumnos 4º de la ESO

 

Hoy es un día especial pues hoy es el día de la paz. Hoy nos hemos reunido en esta iglesia, desde hace muchos años, para hablar sobre ella, sin embargo, para tratar un tema primero hay que entenderlo vivirlo y por ello nos preguntamos ¿Qué es la paz? ¿Cómo podemos llegar a tener paz?
Podríamos decir que la paz es respetar, la opiniones de los demás, y a que es el no respeto lo que genera conflicto sin intentamos cambiar la opinión de los demás, querremos imponer la nuestra y la forma más común de hacerlo es mediante la violencia.
Pero la paz es mucho más que eso. También es humildad, es empatía, es perdón, y es amor.
Lo difícil es alcanzar la paz mundial. Para aportar nuestro granito de arena tenemos que empezar con acciones que están al alcance de la mano, con nuestras familias, amigos, el colegio y sobre todo con nosotros mismos.
Para trasmitir paz tenemos que estar en paz, no podemos dar algo que no poseemos. Así, día a día podemos conseguir algo grande.
Siria, es un ejemplo de país donde hay ausencia de paz, muchas personas huyen de la guerra. Existe una situación de crisis y conflicto que está produciendo muchas situaciones de violencia con la muerte de mucha gente inocente. La guerra no es justa y afecta tanto a hombres como a mujeres, a ancianos como a niñ@s.
Los que huyen de la guerra viven en busca de paz, y tristemente, no es lo que encuentran. Si consiguen llegar a occidente, a Europa, chocan contra un muro de egoísmo, intolerancia, odio y desigualdad. Somos nosotros quien creemos disfrutar de la paz, los que les impedimos ser felices negándoles ayuda. Son personas como nosotros, como tú y tu familia y hasta que no derribemos el muro, no habrá paz.
La guerra no hace distinciones, no las hagamos nosotros.