Comenzamos con Jesús

5 de febrero 2018


Cada mañana empezamos el día junto a Jesús, los más grandes a las 8, los más pequeños a las 9. Pero todos dedicamos cinco minutos de la primera hora a hacer silencio, mirarnos por dentro, sentir cómo venimos y cómo queremos construir el día que tenemos por delante. A veces leemos un fragmento de la Biblia, otras veces leemos algún testimonio de vida o leemos algún cuento que nos invite a pensar. Otros días, como hoy, nos unimos a los problemas de la sociedad para reivindicar un mundo más justo. Hoy se recuerda a todas las personas sin techo y sin hogar. Agradecimos la suerte de tener un hogar y una familia y rezamos para que todas las personas de mundo cuenten con la misma suerte que nosotros.

"Las personas sin hogar no son noticia. En pocos medios de prensa se recogen las agresiones o los fallecimientos de quienes viven en la calle. El frío del invierno, la nieve y la lluvia sí pueden conseguir que en alguna página de periódico se dediquen unas líneas a esta realidad que no queremos ver, porque nos duele y nos pone frente a un espejo que devuelve la imagen de un mundo injusto y egoísta, ajeno al sufrimiento físico y moral de millones de personas que llamamos «personas en situación de exclusión», «los nadies», «los invisibles», «los pobres»... (Día de los Sin Techo 2010, Cáritas)

 

 Imagen6